Documento donde se describen las experiencias realizadas por la 3. Panzer-División en el Frente del Este y donde se pone especial énfasis en temas relacionados con el empleo de carros de combate, própios así como del enemigo. No debe de pasarse por alto la confesión incluida en este documento sobre crímenes de guerra contra prisioneros rusos durante el invierno 1941-42 cometidos de forma generalizada por las tropas combatientes y a juzgar por el texto sin el consentimiento expreso de los mandos superiores.

Nota:
En la cabecera del documento original aparece "Abschnittsstab Menges" (Estado Mayor sectorial Menges). El documento (copia) está firmado por 'Menges, primer oficial del Estado Mayor'. Desconozco su procedencia. Pudiera tratarse del Major von Menges, jefe del Estado Mayor de la 24. Panzer-Division. En este caso este documento sobre las experiencias de la 3. Pz.Div. habría sido reproducido para fines informativos dentro de la 24. Pz.Div.

O.U., 11.06.1942

Abschnittsstab Menges

Abt.Ia. Nr. 246/42 geh.






Experiencias de combate de la 3. Pz.-Div. especialmente en lo relativo a carros de combate




Experiencias de combate generales.

La infantería rusa es mala. No ataca sin el apoyo de carros de combate. Su método de ataque no ha variado. El ataque se realiza todavía en manada. A pesar de haber fracasado el ataque este se vuelve a repetir de la misma forma una y otra vez.

Cuando la infantería rusa es atacada esta se defiende hasta el ultimo hombre. La infantería rusa ha sido instruida por los comisários políticos en que los alemanes no hacen prisioneros. Esta suposición, en parte justificada, proviene todavía de los combates de invierno donde efectivamente por parte alemana así se actuó, hecho que fué dado a conocer a través de agentes así como por la población civíl. Desde todos los departamentos se ha acentuado que la tropa debe de ser instruida sobre el correcto trato hacia los prisioneros. Puede partirse casi con toda seguridad de que un trato más humano de los prisioneros conduciría probablemente a una dismininución de la voluntad de resistencia de la infantería rusa.

El ruso ya no está capacitado para oponerse a un ataque masivo de carros de combate. En estos casos abandona sus posiciones y huye. Esto se ha podido observar claramente en los combates por Charkow y tambien en los combates en la península de Kertsch. Como se ha venido siempre insisistiendo esta conducta solamente se produce ante ataques masivos de carros de combate. Frente ataques p.e. a nivél de compañías acorazadas, la infantería rusa, tras reconocer el reducido número de carros de combate, regresa a sus trincheras y ofrece resistencia. Tras haber logrado romper sus líneas se ha comprobado que es necesario perseguir al enemigo, tambien durante la noche, pues son unos maestros en reunir de todas partes tropas y tan solo en una noche volver a establecer un nuevo frente defensivo. El ruso ya no es tan débil en sus flancos.

La presencia de la artillería rusa es mucho más visible que en el ultimo otoño ó invierno. Ha aprendido mucho en lo referente a dirección y concentración de fuego. Son maestros en el camuflaje de sus posiciones artilleras y ademas las mueve con frecuencia. Tambien las tropas en posiciones retrasadas (p.e. carros de combate en zonas de preparación, posiciones de fuego de la artillería) deben de cavar trincheras de protección frente al fuego de artillería enemigo. Para esta función deberán de emplearse principalmente prisioneros rusos pues estos saben hacerlo mejor. Las bajas personales provocadas por el fuego de artillería rusa se han producido unicamente cuando la tropa no disponía de trincheras de protección ó no las ha utilizado. El ruso es muy hábil apuntando: ajusta su fuego hacia un punto determinado (entre 300 y 800 metros del objetivo) para a continuación y tras unos pocos disparos atacarlo con fuego masivo y concentrado. Siempre que las exigencias tácticas lo permitan deben de variarse con frecuencia las posiciones de combate para así evitar ataques masivos de artillería. Deben de cavarse continuamente trincheras de protección.

El arma acorazada rusa es buena, tambien es bueno su nivel de instrucción. Según los testimonios de un teniente coronel ruso hecho prisionero en Charkow las tripulaciones rusas se sienten seguras frente a los carros de combate alemanes. El empleo de la munición de carga hueca alemana ("el que los alemanes dispongamos de un nuevo tipo de munición") era conocido por el teniente coronel ruso, en cambio en Charkow el Panzer IV con cañón largo no se conocía, de hecho este vehículo no se empleó en Charkow. La estructura de una brigada acorazada rusa según el testimonio del prisionero coincide con la documentación a disposición de la División. El mando a partir del nivel de jefe de compañía se realiza por radio. La comunicación dentro de la compañía se realiza mediante banderas (bandera marilla hacia arriba, mantener la posición - bandera roja hacia arriba, romper la formación - bandera roja agitada, posición, carro de combate enemigo). La tripulación rusa de carro de combate es muy sensible ante disparos, tambien procedentes de armas que no suponen ningún peligro para ella. Ante el acoso por sus dos flancos por disparos procedentes de cañones anticarro de 3,7 cm y 5 cm ó bien de cañones de 5 cm KwK L/43 los carros de combate casi siempre han girado y retrocedido. En algunos casos se ha logrado hacerles retroceder mediante fuego de ametralladora pesada contra sus dos flancos. En todos estos casos no se ha podido observar en ninguno de los vehículos así atacados ningún tipo de daños. Debido a la escasa equipación con sistemas de radio así como la imposibilidad de observación lateral el ruso no está capacitado para poder llevar a cabo un ataque acorazado concentrado. Por esta razón generalmente en un primer momento avanzan unicamente cuatro carros de combate a los que se les ván sumando de forma posterior y progresiva más vehículos. Los rusos son maestros en la recuperación de carros de combate. Conocedor de que las rupturas acorazadas alemanas se llevan a cabo a través de largas carreteras en muchas ocasiones ha logrado paralizar nuestro avance posicionando T-34, incluso enterrándolos, en lo alto de elevaciones del terreno. Estos carros de combate bien camuflados son imposibles de detectar hasta que no abren el fuego. Estas posiciones suelen ser escogidas de forma que no pueden ser atacadas por sus flancos. El encontrar vías de circunvalación consume tanto tiempo que hasta entonces el enemigo ha establecido un nuevo frente defensivo. La 3. Pz.Div. bajo el mando de su actual comandante ha logrado varios exitos avanzando fuera de las principales vías de circulación.

La fuerza aérea rusa es tambien buena y ademas muy numerosa. Es valerosa en sus operaciones. Sin lugar a dudas su puntería en bombardeos ha mejorado, si bien no alcanza todavía la de nuestros aviones de combate. Los ataques aéreos a baja altitud mediante pequeñas bombas de metralla y ametralladora son frecuentes. Desde la primavera la aparición de cazabombarderos blindados del tipo B 2 se ha multiplicado: mientras en el otoño atacaban con dos ó tres aviones ahora atacan en manadas y escuadrillas con entre ocho y nueve aviones. En Charkow llegaron a participar grupos de hasta quince aviones. Durante un ataque de estos aviones a una compañía del regimiento acorazado se perdieron el 80 % de todos los artilleros pues estos se encontraban sentados en la parte exterior posterior de los carros de combate. El regimiento acorazado no cree que deba de prohibirse de forma general la estancia de la tripulación en el exterior del carro de combate pero sí que es de la opinión que esto debería de limitarse.


Han aparecido las siguientes nuevas armas:

Carro de combate inglés tipo Mark II y vehículos americanos. Testimonios de prisioneros coinciden en que todavía este año aparecerán en el frente un carro de combate de 70 y otro de 150 toneladas de peso. Sus blindajes tendrían un grosor de hasta 200 mm y estarían equipados con varias torretas. No se dispone de informaciones sobre los calibres de sus cañones. Estos soldados proceden de fábricas de carros de combate donde presumiblemente estos vehículos están siendo desarrollados. De esta forma se podría explicar la función del desde este otoño conocido equipo de puentes ruso de 150 toneladas y cuya necesidad hasta ahora no podía explicarse. Estos testimonios, a pesar de proceder de diferentes fuentes, deben der ser tomados con reservas.

Empleo masivo del cañón anticarro / antiaéreo de 7,62 cm. Sus efectos son conocidos.

Ha aparecido un nuevo fusíl anticarro ruso, calibre 12,7 mm, servido por dos hombres y reconocible por su largo tubo y apoyo de palanca de 1,5 metros. Sus proyectiles perforan los laterales de nuestros Panzer III y Panzer IV. Se desconoce su distancia de combate efectiva. Sus artilleros tienen ordenes de atacar los visores kinon de la cúpula del comandante. El Pz.Rgt. 6 ha perdido así en los ultimos combates dos tenientes y cuatro comandantes más.

El interrogatório de un capitán de regimiento y oficial de un regimiento de protección antigás hecho prisionero en el cerco de Charkow constata: el prisionero fué reclutado en Diciembre de 1941 sin que este hubiera servido con anterioridad. Fué instruido en las Escuelas de Gas de Kalinin, Swerdlowsk y Kuibyschew. La creación de Batallones de Gas se encuentra en plena marcha. Los rusos planean haber concluido su formación hasta el verano de 1942. Estas unidades etán equipadas con vehículos de pulverización y depósitos de gás. Según la descripción del prisionero el diseño de estos vehículos asemejaría al del Panzer II (F): cabezas de pulverización sobre las protecciones laterales de las cadenas para pulverizar el agente químico; una reserva de este agente es transportado por el vehículo en un remolque. Los depósitos de gás probablemente serían empleados en operaciones ofensivas. Los rusos temen que los alemanes empleen este verano gás. En opinión del prisionero fuentes americanas e inglesas apoyan esta teoría. Los rusos están dispuestos a responder al gás con gás. Los agentes químicos mencionados por el prisionero son conocidos. Solamente uno de los agentes químicos presentados en Kalinin podría ser nuevo: su nombre es 'Theo'. Es posible que este agente sea conocido y simplemente se le haya apodado con un nuevo nombre. El prisionero no ha escuchado nada sobre la intención de lanzar agentes químicos desde el aire, si bien no excluye esta posibilidad. El prisionero parece ser un hombre de una inteligencia superior al promedio. Su testimonio es verosímil. Mis informaciones proceden de un oficial de protección antigás del A.O.K. 6.


El lugar del comandante del regimiento de artillería se encuentra con la escuadra de mando del primer oficial del estado mayor (Ia-Führungsstaffel). Esto no significa que el comandante deje el mando de su batallón en otras manos. Si p.e. son asignados dos batallones de artillería a un grupo de combate el comandante se encuentra con ellos y él asume su mando.

Con la batería acorazada de observación la División ha hecho muy buenas experiencias, tambien en la guerra móvil. Las directivas reclaman que partes de esta batería deben de ser integradas en las puntas de ataque más avanzadas. Esto ha dado resultados muy buenos en cualquier situación. Su empleo en el este es una necesidad, pues como ya se ha descrito anteriormente los rusos son maestros en camuflar sus posiciones de artillería.


La 3. Pz.Div. disponía de una única compañía de vehículos semiorugas y espera poder volver a contar con ella, actualmente en Cracovia, una vez se disponga de los vehículos que se encuentran en reparación.


Soldados en motocicletas han sido hasta ahora empleados para asegurar los flancos así como para labores de reconocimiento. Estos han formado en ocasiones parte de la reserva de la División. Siempre que sea posible y mientras ambas unidades no deban realizar misiones contrapuestas debe de serles asignado el escuadrón de vehículos blindados de reconocimiento. Todavía no disponemos de experiencias con el batallón de motocicletas en su actual extructura pues su reconversión se realizó hace muy poco tiempo.


Se considera oportuno subordinar a la brigada de fusileros (Schützenbrigade) una compañía de cañones de defensa antiaérea mientras que la otra compañía puede ser empleada por el IV/A.R.89 (un pelotón como protección de la escuadra de mando del primer oficial del estado mayor, el resto para la protección de puentes, zonas de preparación acorazada, etc.)

La División considera emplear al IV/A.R. 89 del siguiente modo: El batallón se encuentra subordinado al comandante del regimiento. Como mínimo un escuadrón de baterías debe de encontrarse en todo momento preparado para atacar objetivos terrestres (combate de carros de combate enemigos).


En referencia a las pérdidas la División ha hecho las siguientes experiencias: durante los combates del ultimo verano y otoño las pérdidas materiales han sido mucho mayores que las pérdidas personales. Las pérdidas materiales (vehículos) han sido generalmente pérdidas temporales. Debido a la gran velocidad de avance los vehículos (carros de combate) reparados solamente han podido ser reagrupados durante las escasas y cortas pausas de marcha. Durante el invierno en cambio las pérdidas personales han sido mucho mayores que las materiales. Esto se debe a que durante el invierno buena parte de la División ha sido empleada en funciones de la infantería, resultando así muertos ó heridos un gran número de personal especializado (conductores de carro de combate, radiotelegrafistas, mecánicos, etc.). En la actualidad el regimiento acorazado cuenta con más de 50 carros de combate operativos que no pueden ser ocupados con personal especializado. Con el resto de las tropas sucede lo mismo. Especialmente difícil es el hecho de que el nivel de instrucción del reemplazo asignado hace imposible su incorporación inmediata en la tropa sin antes haber ampliado y reforzado su formación. Los conductores de vehículos a motor y de carros de combate tienen que ser enviados a escuelas de conducción; los artilleros, cargadores y comandantes tienen que ser enviados cursos de formación adicional.



Puntos tratados durante la reunión con el jefe del Pz.-Rgt. 6:

Durante los ultimos combates el regimiento no ha empleado Panzer IV con cañón largo pues estos fueron recibidos con retraso.

No han aparecido nuevos tipos de fosos anticarro. Las experiencias obtenidas durante la superación de fosos anticarro coinciden totalmente con las obtenidas durante las maniobras con la I/Pz.-Rgt. 24. Se acentúa que la superación de estos fosos generalmente solo es posible durante la noche.

En el ataque junto con la infantería es imprescindible que los carros de combate y la infantería estén temporalmente perfectamente coordinados. O bien la infantería avanza frente a los carros de combate para así atraer el fuego enemigo y que los carros de combate puedan destruir efectivamente esas posiciones de fuego ó bien la infantería sigue por detrás a los carros de combate (aproximadamente a 300 metros). Esta distancia debe de mantenerse y en ningún caso debe de ser mayor para así evitar que tras el avance de los carros de combate el fuego enemigo vuelva a reanimarse y dificulte el avance de la infantería. El combatir al enemigo es igualmente misión de los carros de combate como lo és de la infantería.

No se dispone todavía de experiencias con la compañía de vehículos semiorugas pues la División solo disponía de una. Se indica que generalmente estas compañías tienden a combatir desde sus vehículos y que recelan abandonarlos. Ha llegado a suceder que una compañía de vehículos semiorugas reclamára el apoyo de la infantería cuando esta por sí sola hubiera podido cumplir su misión abandonando sus vehículos y atacando a pie al enemigo.

Excelentes experiencias se han realizado en la cooperación entre carros de combate y cañones de defensa antiaérea en la lucha contra carros de combate enemigos. Se indica que los cañones de defensa antiaérea en el combate terrestre ademas de ser inmóviles son un objetivo de grandes dimensiones y por lo tanto deben de ser protegidos, en interés própio, por los carros de combate.

Se desmienten con rotundidad los rumores de que el blindaje ruso haya empeorado. Se constata, eso sí, que el poder de perforación de los proyectiles es mayor en la época caliente del año que en la fria. Según los departamentos correspondientes esto se debe las diferencias de las temperaturas.

Se indica de forma acentuada que todo ataque acorazado, excepto las persecuciones, debe de ser metodicamente planeado. Preparación artillera con participación de aviones de bombardeo en picado son imprescindibles. El regimiento acorazado otorga una enorme importancia a las comunicaciones de onda media (con Kfz. 17) con las partes retrasadas de la división. El Pz.-Rgt 6 ha tenido en ocasiones graves problemas para establecer esta comunicación.

Cuando a la infantería y los carros de combate se les otorgue la misma misión y con el objetivo de que ambos puedan escuchar todas las comunicaciones de combate, se propone asignar a todos las mismas frecuencias de onda media.

Cuando el regimiento acorazado opere de forma independiente se considera como absolutamente necesario la asignación a este de una compañía de cañones de defensa antiaérea.

Misiones de protección nocturna, siempre que sea posible, no deben de ser asignadas a los carros de combate; estos deben de mantenerse como reserva de choque.

El Pz.-Rgt 6 propone una aplicación menos llamativa de los números tácticos en la torreta de los carros de combate de comandantes y jefes. Los números, como actualmente son empleados en el regimiento, han provocado la pérdida de muchos jefes: la primera y segunda reserva de jefes ha sido desactivada; la tercera presenta ya muchos huecos. Los rusos son muy hábiles en detectar estos vehículos y destruirlos. En la actualidad se encuentran especialmente amenazados los vehículos de mando, los cuales tras ser detectados por su antena de cuadro en la parte posterior del vehículo, son atacados por fuego concentrado. El Pz.-Rgt 6 ha empezado a emplear para sus comandantes Panzer III normales.

El Pz.-Rgt 6 considera oportuno que el comandante y su ayudante, en lugar del oficial de comunicaciones, compartan el mismo vehículo. De esta manera el comandante gana más tiempo para ocuparse del combate y de la supervisión; sus objetivos puede comunicarselos rapidamente mediante palabras clave a su ayudante y este a su vez comunicarlos al resto de la tropa por radio. El oficial de comunicaciones sigue en un segundo vehículo al vehículo de mando y mantiene la comunicación con la División por onda media.

El Pz.-Rgt 6 vá proximamente a equipar sus Panzer II con proyectiles de alto explosivo de 2 cm, munición con la que hasta ahora se han hecho muy buenas experiencias en el combate de la infantería enemiga. Para el combate de objetivos acorazados y debido al aumento de los blindajes su munición perforante no posee ningún efecto.

A pesar de que los carros de combate sufren un mayor desgaste que las tropas de reconocimiento blindado, en ocasiones estos deberán de asumir esta función. En estos casos debe de asignarse a los carros de combate un vehículo semiorugas con equipo de comunicaciones de onda media, pues como es sabido el alcance de los sistemas de onda ultracorta es tan reducido que los resultados del reconocimiento solo pueden llevarse a cabo tras su regreso.

Se aconseja hasta el nivel de compañía la asignación de traductores. Su lugar en el vehículo se encuentra sobre la caja de cambios. De esta forma es posible, especialmente durante la noche, en cruces de carreteras obtener información de la población civíl. Informaciones de prisioneros deben de tomarse siempre con precaución.

El uso de banderas con la gruz gamada como distintivo aéreo así como las señales de humo naranja han funcionado en todos los casos a la perfección.

Se aconseja equipar a los puestos de comunicaciones así como a los vehículos de mando con baterías adicionales.

En la lucha contra carros de combate enemigos ha quedado en todos los casos demostrado que es preferible esperarles y dejar que se acerquen a atacarlos con audacia. El primer método de lucha asegura elevadas cifras de vehículos destruidos a cambio de muy reducidas bajas própias; el segundo método supone un posible éxito pero a cambio de muchas bajas. Este hecho puede verse claramente si se comparan los éxitos de la 3. Pz.Div. con los de la 23. Pz.Div. Lento y por sectores progresivo avance hacia el frente y sus flancos, situándo el foco en los flancos. Siempre que sea posible explorar anteriormente a pie las posiciones de fuego, especialmente las de Panzer IV con cañón largo. Si los tres primeros disparos, por las razones que sea, no son exitosos debe de variarse la posición de fuego. Siempre que se luche habilmente y de forma móvil el éxito a cambio de mínimas bajas estará asegurado.



Dirigido a:
Como Abschn.St. Menges, Ia Nr. 245/43 geh. del 10.6.



El primer oficial del Estado Mayor, Menges