Informe sobre el incidente acaecido el 17.07.1944 en el frente de Normandía durante el cuál el mariscal de campo Rommel resultó gravemente herido como consecuencia de un ataque aéreo. Debido a que el documento original no revela más que la fecha de su redacción su autor no puede ser cien por cien determinado. En base a los detalles del contenido así como al empleo en algunos pasajes de la primera persona debe partirse de la premisa de que el autor fué testigo directo del suceso. Muy probablemente este informe fuera redactado por el Hauptmann Hellmuth Lang, ayudante de Rommel en estas fechas.

21.08.1944

 






Informe sobre el incidente acaecido el 17.07. provocado por un ataque aéreo a baja altura
que hirió al comandante supremo del Heeresgruppe B, el mariscal de campo Rommel



Como ya venía realizando los días anteriores, el 17.07 el mariscal de campo Rommel tambien visitó el frente, que entonces todavía transcurría por la orilla del Orne - Colombes - franja suroeste de Caen - alto 112 - Caumont - St. Lo - Lessay. Tras una marcha de seis horas el mariscal de campo tuvo una primera reunión en el puesto de mando de la 277. I.D. en el sector del I.SS-Pz.Korps y posteriormente otra con la 276. I.D. en el sector del XXXXVII. Pz.Korps. Durante el día y la noche anterior el enemigo había lanzado un potente ataque contra estos dos sectores, ataque que empleando las ultimas reservas logró ser rechazado. Posteriormente el mariscal de campo se dirigió a los puestos de mando del I. y II.SS-Pz.Korps y ahí se reunió con los comandantes generales, el Gruppenführer Bittrich y el Obergruppenführer Sepp Dietrich. Debido a la existencia masiva de cazabombarderos en toda la zona estas marchas ya tuvieron que realizarse con extrema precaución pues el menor polvo procedente de la carretera era muy revelador.

Aproximadamente a las 16:00 horas el mariscal de campo Rommel decidió emprender la marcha de regreso desde el puesto de mando del Obergruppenführer Diettrich con el objetivo de alcanzar lo más rápido posible el puesto de mando del Heeresgruppe, pues el enemigo había logrado romper el frente en otra zona. Desde el mediodía las actividades aéreas del enemigo habían incrementado notablemente. En las carreteras se encontraban vehículos incendiados; la aparición de cazabombarderos forzaba en ocasiones a circular por carreteras secundárias. Aproximadamente a las 18:00 horas el vehículo del mariscal de campo alcanzó la zona de Livaroth: aquí encontramos muchos vehículos destruidos poco tiempo antes, sin lugar a dudas potentes grupos de cazabombarderos enemigos estaban activos en esa zona. Por este motivo decidimos poco antes de alcanzar Livaroth tomar una carretera secundária cubierta por la que avanzamos hasta 4 Km antes de Vilmoutiers, donde volvimos a tomar la carretera principal. Desde ahí pudimos ver sobre Livaroth aproximadamente 8 cazabombarderos enemigos que, como supimos más tarde, controlaban desde hacia 4 horas el tráfico de todas las vías que llevaban a Livaroth y lo entorpecían atacándolo. Como era de suponer que los aviones enemigos todavía no nos habían descubierto continuamos la marcha por la vía directa entre Livaroth y Vilmoutiers.

De repente el observador, el Obergefreiter Holke, informó que dos aviones habían girado en dirección a la carretera. El conductor, el Oberfeldwebel Daniel, recibió ordenes de avanzar a todo gás para alcanzar un aparcamiento situado a la derecha de la carretera a aproximadamente unos 300 metros y buscar ahí protección. Antes de poder alcanzar el aparcamiento dos aviones, volando a gran velocidad y a muy pocos metros de altura, se posicionaron a unos 500 metros de distancia de nosotros y el primer avión abrió el fuego. En este momento el mariscal de campo giró su vista hacia atrás. Los proyectiles explosivos disparados por el avión alcanzaron sobretodo la mitad izquierda del vehículo. Un proyectíl explosivo le destrozó al Oberfeldwebel Daniel el hombro y el brazo izquierdo. El mariscal de campo Rommel sufrió heridas en la cara por fragmentos de vidrio así como un golpe contra la sien izquierda y hueso maxilar que le causó una triple fractura craneal y la pérdida instantánea del conocimiento. Un proyectíl le explotó al Major Neuhaus en la pistolera que portaba a sus espaldas causándole la fractura del hueso pélvico.

Debido a sus graves heridas el conductor Daniel perdió el control del vehículo; primero chocó contra un tronco de arbol situado a la derecha de la carretera y después en un ángulo muy cerrado giró hacia el lateral izquierdo contra la cuneta. Durante este giro el mariscal de campo, que al comenzar el ataque había agarrado con su mano derecha la manilla de la puerta, fué despedido del coche y quedó tirado sobre el lateral derecho de la carretera a aproximadamente 20 metros detrás del coche. El Hauptmann Lang y el Obergerfreiter Holke abandonaron el coche y buscaron protección en el lateral derecho de la carretera. En ese momento un segundo avión sobrevoló la zona del accidente disparando contra todos los que se encontraban tirados sobre el asfalto. Posteriormente el mariscal de campo fué retirado de la carretera y puesto a cubierto por el Hauptmann Lang y el Obergerfreiter Holke para evitar su exposición a un nuevo ataque aéreo. El mariscal de campo Rommel yacía sobre el suelo empapado en sangre y sin conocimiento. Sangraba por muchas heridas de su cara, especialmente por los ojos y por la boca. Su sien izquierda al parecer estaba fracturada. El mariscal de campo Rommel no volvió a recuperar el conocimiento.

Con el objetivo de encontrar lo más rapidamente posible ayuda médica para los heridos el Hauptmann Lang trató de hacerse con un vehículo, algo que no consiguió hasta pasados tres cuartos de hora. En un hospital francés de una orden religiosa en Livaroth un médico francés atendió al mariscal de campo y evaluó sus heridas como de muy graves, contando que no sobreviviría. Posteriormente el mariscal de campo Rommel y el Oberfeldwebel Daniel pudieron ser transportados a un hospital local de la Luftwaffe en Bernay a 40 Km de distancia y donde los medicos diagnosticaron una muy severa fractura craneal (fractura de la base del cráneo, dos fracturas de la sien y fractura del hueso maxilar), herida del ojo izquierdo, heridas en la cabeza por fragmentos de vidrio y conmoción cerebral. El oberfeldwebel Daniel, a pesar de habersele realizado una transfusión de sangre la misma noche, ha muerto por las heridas sufridas.

Pocos días más tarde el mariscal de campo Rommel fué transportado al hospital del profesor Dr. Esch en le Vesinet en Saint Germain. Debido a la fractura craneal su transporte a Alemania para ser atendido por los profesores de Tubinga, profesor Dr. Albrecht y profesor Dr. Stock, solo fué posible tras tres semanas de calma absoluta.

El estado de salud del mariscal de campo es satisfactório. El ojo izquierdo todavía está hinchado y cerrado, las fracturas del cráneo evolucionan positivamente.