Informe sobre el estado de la 4.Pz.Div. del mes de Julio de 1943 (Operación 'Zitadelle') redactado el 10.08.1943. Esta división se encontraba en estas fechas subordinada al Gen.Kdo. XXXXVII.Pz.Korps.

Nota del traductor:

  • Informe redactado en base al formulário estandarizado todavía vigente en esos momentos (a partir de Septiembre de 1943 se incorporarían nuevas plantillas).
  • Se han omitido los datos sobre el armamento ligero de la división.

Informe del 10.08.1943
Unidad: 4.Panzer-Division






  1. Situación personal

    1. Faltan

      Oficiales 54
      Suboficiales 630
      Tropa 1849
      Asistentes voluntários 418
    2. Pérdidas entre el 01.07. y el 31.07.1943

      Muertos Heridos Desaparecidos Enfermos Otros motivos
      Oficiales 26 62 8 8 1
      Suboficiales/Tropa 398 1764 87 154 13
    3. Reemplazos

        Asignaciones Sanados
      Oficiales 61 -
      Suboficiales/Tropa 772 535
  2. Situación material

      Vehículos blindados Vehículos a motor Armas
    III IV Schtz.Pz.
    Pz.Sp.
    Art.Pz.B
    sin Pz.Fu.Wg.
    Pak Sf. Motocicletas Coches Camiones Remol-
    cadores
    s.
    Pak
    MG
    Sidecar Otros Todoterreno O Todoterreno O Ton.
    Establecidos 2 92 212 30 - 970 682 134 848 716 3100 186 52 1088
    Operativos - 32% 75% 33% - 19% 28% 108% 32% 80% 54% 51% 46% 69%
    En reparación
    (hasta 3 semanas)
    - 4% 3% 16% - 6% 5% 9% 4% 14% 12% 2% 13,5% 20%

  3. Valoración del Comandante

    1. Estado de la tropa:

      La tropa sigue mostrando su absoluta voluntad de dar todo de sí. Incluso en situaciones muy dificiles en la defensa contra un enemigo numericamente muy superior la División ha cumplido con su obligación. Aún y así las siguientes circunstancias merman su fuerza de tal modo que una pérdida de su capacidad de combate es inevitable:

      1. Las contínuas altas pérdidas (véase el anexo) han reducido a un mínimo la vieja y experimantada base personal que reflejaba la tradición de lucha de la División. Especialmente la pérdida de oficiales - en el Panzer-Grenadier-Regiment 33 han caido los dos comandantes de Batallón, todos los jefes de compañía y la mayoría de los jefes de pelotón - ha modificado la estructura interna de una forma dificilmente asumible. La mayoría de los oficiales y tropa de reemplazo no disponen todavía del sentido de unidad y vínculo de confianza. La División pierde necesariamente su peculiaridad.

      2. Las contínuas operaciones involucrados en violentos combates, sin dormir, ha afectado la fuerza psíquica de los soldados y provocado evidentes síntomas de agotamiento. Incluso los más voluntariosos y experimentados soldados caen en una apatía que les impide actuar por voluntad própia. Un pequeño periódo de descanso podría cambiar esta situación, razón por la que, a pesar de la gran escasez personal, el mando debe de hacer todo lo posible por lograr asegurar ese pequeño periódo de pausa para la División.

      3. El frecuente empleo de una parte de las tropas fuera del marco de la División ha provocado su excesivo y rápido desgaste. Incluso existiendo la mejor voluntad, unidades motorizadas no pueden ser subordinadas a divisiones de infantería y ser empleadas con éxito en relación a sus peculiaridades. En muchas ocasiones las unidades receptoras han empleado a las tropas prestadas para asumir dificiles y peligrosas misiones en lugar de emplear sus própias reservas; se les ha negado el empleo de armas de apoyo (cazacarros); se les ha negado el apoyo de la artillería; estas unidades se han desintegrado tecnicamente pues se encontraban muy alejadas de sus centros de reparación y mantenimiento. De este modo dos batallones y una compañía acorazada de la División han dejado practicamente de existir y el resto de las unidades han sufrido las consecuencias. Adicionalmente el sentirse alejado de la División afecta moralmente a estas unidades. El soldado se siente excesivamente explotado por una división extraña. Su disponibilidad operacional disminuye.

    2. Instrucción:

      La División sufre en el sector de la instrucción de defectos fundamentales. Estos defectos vienen provocados por la falta de un suficiente periódo de instrucción del que no se pudo gozar pues antes del início de la operación 'Zitadelle' la División tuvo que asumir misiones de combate antipartisano.

      Especialmente problemático ha sido el hecho de que el I./Pz.Gren.Rgt. 12 ha sido lanzado al combate sin haber absuelto la instrucción en el nuevo vehículo semiorugas blindado. Por esta razón el Batallón no está capacitado para emplear en combate correctamente este valiosísima arma. El vehículo ha sido empleado principalmente como vehículo de transporte todoterreno, finalidad para la que este vehículo es demasiado precioso. Para asegurar la instrucción la tropa debe de disponer del tiempo necesario.

      Algo similar sucede con la 9. compañía de los regimientos de infantería motorizada (cañón pesado de infantería y vehículos semiorugas blindados) que han tenido que ser lanzadas al combate antes de que estas hubieran podido finalizar la instrucción.

      La extraordinaria escasez de radiotelegrafistas se hace notar en todas las tropas, especialmente en la artillería que vé muy limitada su capacidad de establecer observadores avanzados. La División trata de aliviar esta situación mediante la formación técnica de personal própio en el Batallón de Reemplazo. Aún y así sería muy deseable si se asignára personal instruido procedente del Ejercito de Reserva.


    3. Situación material:

      1. La situación de automóviles, especialmente de camiones, es especialmente crítica. A fecha 10.08.43 frente a 292 camiones ligeros todoterreno establecidos se dispone de unicamente 47. El cumplir las labores de abastecimiento es por esta razón especialmente difícil. Bajo estas circunstacias y ante la actual situación defensiva y escasez personal el abastecimiento de munición de artillería es extremadamente complicado.

        La falta de tiempo y de servício técnico ha conducido a un empeoramiento del estado de los vehículos. Por ejemplo no ha podido llevarse a cabo el imprescindible cambio de aceite, tambien en los vehículos nuevos asignados, provocando un extremadamente elevado desgaste.

      2. La pérdida de equipos de radio, especialmente dentro de la artillería, dificulta extraordinariamente las operaciones de observadores avanzados.

        La equipación del Batallón de Comunicaciones de la División con equipos de telefonía es, ante el necesario método de combate de los ultimos tiempos, totalmente insuficiente. La comunicación por radio en la defensa y en los frecuentes movimientos de repliegue es insuficiente.

      3. Los Wespen (obús de campaña ligero autopropulsado) han operado con muy buena eficacia. Han resultado ser mucho más fiables tecnicamente que los Hummel (obús de campaña pesado autopropulsado).

        Los Panzer III de observación artillera asignados al Pz.Art.Rgt. 103 han demostrado ya no ser utilizables. Este estado afecta gravemente las operaciones del regimiento de artillería, regimiento que se encuentra involucrado en operaciones sin interrupción.

      4. La situación de la vestimenta y equipo, especialmente dentro del batallón de reconocimiento de la División, ha alcanzado una situación crítica. El gran desgaste sufrido en el transcurso de los duros combates y la imposibilidad de reparación requieren de una urgente solución. El intenso fuego de artillería y de lanzagranadas pesado tambien ha dañado las tiendas de campaña de tal forma que cuando llueve la tropa ya no tiene la posibilidad de descansar en seco. Por las vías normales no puede contarse con una rápida ayuda en este sentido, razón por la que se considera necesario que el mando ponga en marcha una inmediata acción urgente para solucionar esta extraordinária situación de escasez, teniendo ademas en cuenta que ya antes de la operación la escasez de tiendas de campaña ya era notable.

      5. Otros productos:
        Debido a la pérdida total de vehículos (bombas y artillería) se ha perdido el equipaje de la soldadesca. El abastecimiento de productos necesarios (cepillos, equipo de afeitado, etc.) es insuficiente. La asignación especial de este tipo de productos es especialmente importante.

    4. Estado de salud: A pesar del gran esfuerzo realizado el estado de salud de la tropa puede calificarse como de suficiente.


    5. Valoración final:

      Las limitadas misiones defensivas que debe de asumir la División solamente pueden llevarse a cabo concentrando a todas sus fuerzas: en el momento en el que la División tenga que desprenderse de una parte de ellas esta ya no estará capacitada para asumir estas misiones.