Informe redactado por el Oberstleutnant Werner Mildebrath (Insp.d.Pz.Tr.) sobre su visita al Heeresgruppe Süd a comienzos de Septiembre de 1943 y donde se describen las experiencias vividas por el II./Pz.Rgt.23 (Panther-Abteilung) con sus Panther (Ausf. D) durante los movimientos de repliegue en la fase final de la ofensiva soviética contra la cuenca del Donets.

09.09.1943

Mildebrath, Oberstleutnant
Inspekteur der Panzertruppen






Dirigido a: Inspector General de las Tropas Acorazadas

Asunto: Informe sobre la visita al Heeresgruppe Süd I./Pz.Abt.23 el 09.09.1943



Con un Fieseler-Storch, puesto el 09.09.43 a mi disposición por el Heeresgruppe Süd, intenté desde las 5 de la mañana establecer contacto con el AOK 6 que teoricamente se encontraba en Bassan, 9 Km al suroeste de Pologi. Debido a que no logré encontrar a la plana mayor del AOK 6 ni en Bassan ni en Pologi decidí iniciar la búsqueda del XVII AK a lo largo del trayecto entre Saporoshe y Stalino, al oeste de Konstantinopol. Esta carretera se encontraba repleta de convoyes, manadas de ganado y civiles huyendo en dirección al oeste. El humo provocado por el incendio de trigo y paja dificultaba extraordinariamente la visibilidad. En estos momentos el aeropuerto de Konstantinopol había sido ya abandonado. Tras haber aterrizado al oeste de Ulakti logré establecer contacto con las tripulaciones de dos Panther averiados: estas informaron de que el tren de suministros y el equipo taller del I./Pz.Abt.23 habían sido acuertelados al oeste de Pokrowskoje y que ahí se habrían reunido todos los carros de combate no operativos.


Tras no lograr encontrar en la zona de Marjinka el XVII AK finalmente decidí abandonar su búsqueda.


Un oficial de la policia militar me informó que a través de un mensaje de radio se había comunicado que por la mañana el enemigo había ocupado y cortado la carretera a la altura de Malajamichaclowka.


Tras una larga búsqueda al norte y al sur de la zona de Poprowskoje logré finalmente encontrar a la compañía-taller en Terstianka y al tren de suninistros en Ssamoilowska, durante el vuelo pude además reconocer 15 Panther en dirección al oeste. Con el tren de suministros se encontraba el Oberleutnant Klemm, jefe de compañía de la 6./23, así como otros oficiales que informaron sobre lo siguiente:

Inmediatamente tras haber sido descargado en Makojewka el Batallón había tomado posiciones en Mospino para a continuación realizar un ataque con el objetivo de aliviar a nuestra infantería. Desde ese momento el Batallón ha combatido cada día, teniendo que realizar cada noche largas marchas. A pesar de la buena instrucción de la que ha gozado el personal tecnico, desde el principio ha quedado de manifiesto la susceptibilidad del equipo. Hasta alcanzar la primera zona de preparación el 50 % de los vehículos se encontraban inoperativos: 2/3 de ellos con averías en el motor, 1/3 con averías en el sistema de transmisión lateral y transmisión Tewes. Esta relación se mantiene constante dentro de todas las bajas que se han sufrido.


Debido a las continuas operaciones la tropa no ha dispuesto del tiempo necesario para llevar a cabo labores de mantenimiento de los vehículos. El Batallón fué inicialmente dividido en diferentes grupos. Así p.e. un grupo con 6 Panther acompañado de varios vehículos de suministro pero sin grupo de mantenimiento y reparación opera junto a la 23. Pz.Div., otro grupo con 3 Panther ofrece labores de protección a las planas mayores de dos divisiones en Krasnogorowka; aproximadamente 5 Km más al norte el Major Fechner se encuentra actualmente con 8 Panther; 5 Km al noroeste de Fechner se encuentran 8 Panther más que, como el resto de grupos, actúa como fuerza de bomberos a lo largo del frente. Se han perdido totalmente 5 Panther y 54 se encuentran inoperativos con grandes ó pequeñas averías y actualmente se encuentran en marcha ó bien son remolcados hacia el oeste.


En la estación de ferrocarriles de Stalino-Oeste el Batallón había reunido y preparado para su carga un total de 14 Panther muy seriamente dañados. Debido a que en la estación las cisternas con agua para las locomotoras habían sido voladas el planeado transporte tuvo que ser cancelado. La mayor parte de los vehículos pudo ser remolcado y puestos a salvo. Aún y así 3 Panther tuvieron que ser volados en la misma estación. Debido a que hasta el ultimo momento existió la esperanza de poder organizar locomotoras de otras estaciones la voladura de los vehículos no se llevó a cabo hasta que la infantería rusa atacó con exito la estación de ferrocarriles.


Según el Heeresgruppe un total de 87 Panther han sido registrados ahí, según el Batallón solamente son 84 Panther. De ellos a fecha 09.09. se contabilizan 25 Panther operativos, 5 Panther han sido totalmente destruidos y 54 Panther se encuentran en estado no operativo. Hasta el momento y debido a la diferente ubicación de los diferentes grupos del Batallón no ha sido posible clarificar de dónde proceden las diferentes cifras contabilizadas por el Heeresgruppe y por el Batallón. Los vehículos han sido empleados de forma paralela para el combate de partisanos, para misiones de reconocimiento, para el apoyo de la artillería y de la infantería, para labores de protección, etc., razón por la que el Batallón no dispone de una visión general sobre todos los vehículos.


Debido a la insuficiente equipación con remolcadores de 18 toneladas (4 remolcadores) la recuperación de los vehículos solamente se ha podido realizar por sectores ó bien mediante otros Panther. Mediante la asignación de más remolcadores no solamente se lograría aumentar notablemente el número de Panther operativos, se evitaría ademas la pérdida de Panther empleados en labores de remolque (averías en los motores, transmisiones laterales, ejes de tracción, bombas Tewes).


Especialmente positivos son los comunicados del Batallón sobre las excelentes prestaciones del cañón así como la excepcional protección que ofrece el blindaje del carro de combate. No se han vuelto a producir incendios tras haber sido perforado el blindaje; las bajas causadas por acción del enemigo representan solo aproximadamente el 10 % de las bajas totales.


Debido a que el Batallón opera como tropa del AOK no dispone del apoyo de unidades de granaderos ó de artillería. El Major Fechner temporalmente ha asumido un grupo de aproximadamente 200 soldados de infantería que había perdido a todos sus oficiales y los ha empleado para la defensa de su posición. La moral de nuestra infantería, debido a la escasez de oficiales así como a la falta de cualquier tipo de abastecimiento, se encuentra por los suelos, razón por la que en aquellos puntos donde los carros de combate han tenido que ser retirados para asumir otras misiones ó bien para poder ser abastecidos el enemigo ha logrado exitos con gran facilidad. El material acorazado enemigo es considerado como mucho peor que el nuestro, probablemente las excelentes cualidades del 7,5 cm largo distorsionan positivamente la opinión de la tropa. A pesar de las ininterrumpidas operaciones y de los movimientos de retirada la moral y las prestaciones del Batallón son excelentes. Las bajas personales son increiblemente reducidas (3 muertos).


El entusiasmo de la tropa por las cualidades tácticas del Panther continúa inquebrantable, aún y así la tropa considera como totalmente decepcionante que su miserable motor y otras debilidades técnicas devalúen su valor en tal medida que la mayoría de los vehículos no puedan combatir en el campo de batalla. La tropa estaría dispuesta a prescindir de algo de velocidad si a cambio se lográra una mayor fiabilidad técnica. Debido a la vulnerabilidad del equipo la tropa reclama con gran urgencia la asignación de como mínimo los remolcadores, vehículos grúa y recambios estipulados en el 'Documento de Equipo de Guerra' (KAN).


Hasta que la madurez técnica del vehículo no alcance la del Pz. III y Pz. IV el Batallón reclama la asignación adicional de recambios, en la actualidad especialmente de los vulnerables motores y de las transmisiones laterales, así como el equipo y personal necesario para su montaje. Se reclama el siguiente personal:

2 instaladores por motor
2 instaladores por caja de cambios
1 instalador para equipo de radio
1 instalador para sistema de rodadura
1 instalador para caja de dirección
1 instalador para averías en los frenos
Debido a que el Batallón dispone de personal técnico bueno y experimentado y que ha gozado además de la necesaria instrucción individual todas las averías sufridas en los vehículos deben de ser atribuidas a errores de diseño ó bien producidos durante su montaje y en ningún caso pueden achacarse a la falta de formación técnica. No obstante debido a que durante el periódo previsto para la instrucción del Batallón tuvieron que llevarse a cabo en cada uno de los vehículos 592 modificaciones de diseño no se dispuso practicamente de tiempo para absolver la prevista instrucción táctica.


Debido a que una parte del Batallón Fechner con su comandante supuestamente se encontraba en camino hacia una zona más al oeste para cortar un ataque enemigo y provocado ademas por la escasez de tiempo no se pudo establecer contacto directo con él.


Con el objetivo de remolcar los carros de combate repartidos en la zona y así evitar que ante el avance del enemigo desde el norte se perdieran estos vehículos se reclamó urgentemente al Heeresgruppe la asignación de 10 remolcadores de 18 toneladas.


Frente Saporoshe no existe en la práctica ninguna posibilidad de transporte por ferrocarrríl. La compañía de recuperación prevista inicialmente para la recuperación de los vehículos ha huido hacia el oeste y ha sido imposible localizarla.


Cuando se disponga de los necesarios remolcadores, medios para la reparación y muy especialmente de recambios la mayor parte de los vehículos averiados volverán rapidamente a estar totalmente operativos. Aún y así debe de indicarse que el tipo de operaciones llevadas a cabo hasta este momento, fragmentando el Batallón, hacen totalmente imposible el correcto mantenimiento tecnico y conducirán muy probablemente a la voladura de muchos vehículos que en condiciones normales hubieran podido ser reparados ó bien remolcados. Un número importante de pequeñas averías no han podido ser reparadas pues el taller cada día se encuentra en un lugar distinto.


Mientras el Panther sea tan susceptible no puede ser empleado para misiones de emergencia a lo largo de grandes distancias.




Firmado: Mildebrath