En este documento redactado el 27.06.1944 por el Inspector General de las Tropas Acorazadas se dá a conocer que la producción del Panzer IV se limita temporalmente a 300 unidades mensuales en favor de la producción del nuevo cazacarros Jagdpanzer IV con cañón L70. Se zanjaba de esta forma, aunque fuera de una forma provisional, la larga disputa entre partidarios del carro de combate y partidarios del cañón de asalto.

27.6.1944

Der Generalinspekteur der Panzertruppen
Nr. 48/44 g.Kdos.




Decisiónes sobre la Conferencia del Führer del 25.06.1944




Sobre la cuestión de la transición del Panzer IV a cañones de asalto y apoyándose en la propuesta del Generaloberst Guderian y del Hauptdienstleiter Saur, el Führer ha decidido de la siguiente forma:

La producción del Panzer IV, sin contar los tanques de defensa antiaérea (Fla-Panzer), continua hasta nueva orden con un total de 300 vehículos mensuales.

Todos los Panzer IV producidos de más, serán rearmados a partir de este mismo momento para la realización de pruebas con la tropa con el cañón de 7,5 cm KwK L70 sin torreta giratória.

El Hauptdiesntleiter Saur ha asegurado que en 14 días podrá presentar al Führer uno de los vehículos modificados. El vehículo, ademas del cañón, dispondrá de una ametralladora vertical para defensa en 360° (Rundumfeuer)

En referencia a este tema tras la realización de las pruebas se tomará una decisión final.

El Hauptdienstleiter Saur ha asegurado que hasta finales de Agosto se entregarán 75 le.Pz.Jg. IV Vomag con L70 así como los primeros Panzer IV con L70.