Detallado informe del Major Hans-Georg Lueder, comandante del s.Pz.Abt. 501, redactado el 18.03.1943 donde se resumen las experiencias de su Batallón Tiger en las operaciones en Túnez y donde se hace especial referencia al tema del abastecimiento, reparación y recuperación.

Puesto de Mando del Batallón, 18.03.1943

Panzer-Abteilung 501
Abt. Ia Nr.157/43 geh.





Experiencias con el Tiger en Túnez






En términos generales:

La operación concentrada de unidades Tiger en el foco de los combates debido a sus efectos reales pero tambien psicológicos así como tambien debido a su fuerte blindaje y reducida debilidad aseguran el éxito.

El necesario gran aparato de abastecimiento así como la necesaria dotación de los servícios de reparación, mantenimiento y recuperación con personal especialmente instruido así como recambios especiales exigen operaciones concentradas.



  1. Estructura:

    Las diferentes bajas de más carros de combate ligeros ó de más carros de combate pesados ha provocado necesariamente la contínua modificación de la estructura de las unidades. En base a las experiencias adquiridas no pueden todavía realizarse propuestas finales en relación a la estructura de las formaciones.

    Es en cualquier caso un hecho que la incorporación orgánica de carros de combate ligeros dentro de unidades Tiger debe basicamente mantenerse. Comunicación, exploración, reconocimiento, protección, movilidad de los jefes, transporte de recambios, recuperación de heridos bajo fuego del enemigo, son todas labores que solamente pueden llevar a cabo los carros de combate ligeros. Con este fín es insuficiente que cada Batallón disponga de una Compañía ligera: todo jefe de Compañía debe en todo momento poder disponer de carros de combate ligeros.

    De la situación y peculiaridades del terreno dependerá si se asigna a cada Tiger un carro de combate ligero ó bien si el jefe de Compañía mantiene todos los carros de combate ligeros a su disposición. En terreno difuso ó montañoso ocupado por infantería enemiga cada Tiger debe de contar con un carro de combate ligero como escolta. En terreno abierto y en primera línea solo hay sítio para los Tiger mientras que los vehículos ligeros quedarán a disposición del jefe de Compañía. De esto se deduce que la actual estructura de 2 Tiger y 2 carros de combate ligeros por Pelotón vá a mantenerse.



  2. Marcha:

    Las unidades Tiger no pueden recorrer largas marchas en el marco de formaciones acorazadas ligeras y muy especialmente cuando el terreno no haya sido explorado pues puentes ó vados pueden esconder sorpresas para los Tiger y repercutir negativamente en el avance general de la formación. En terreno explorado y para recorridos cortos (hasta 30 Km) es posible estructurar a los Tiger en formaciones acorazadas ligeras.

    El trayecto de marcha para los Tiger debe de ser meticulosamente explorado debido al ancho y el peso del vehículo, en algunos casos, p.e. pequeños pueblos y curvas muy cerradas, tambien debido a su largo (cañón !). Análisis de imagenes aéreas !

    Durante marchas nocturnas, especialmente durante noches muy oscuras, 2 hombres de la tripulación deben tomar posición en ambas esquinas frontales del exterior del vehículo para dar indicaciones al conductor a través de la escotilla abierta.

    Toda tripulación debe de mantener al Tiger que avanza delante de ella bajo constante observación y en caso de producirse averías técnicas, p.e. pernos de cadena sobresalientes, advertirle mediante señales ó por radio.

    Cambios de dirección sobre terreno arcilloso ó arenoso deben de evitarse.

    Sobre terreno pantanoso y difícil el Tiger posee iguales ó incluso mejores características de conducción que el carro de combate ligero. Aún y así debe de tenerse precaución pues el Tiger, una vez inmovilizado, no es fácil de recuperar y cualquier reparación, por pequeña que sea y debido a los grandes pesos, se convierte en una tarea que precisa de mucho tiempo y que incluso, sobre suelo blando, no puede a menudo llevarse a cabo sobre el terreno.

    Durante la marcha los Tiger precisan de frecuentes paradas tecnicas, una tras los primeros 5 Km y posteriormente cada 15 Km. Siempre que sea posible deberá de marcharse sobre terreno blando. Debido a su dureza y curvatura los trayectos asfaltados sobrecargan las ruedas, especialmente las ruedas interiores. El cambiar las ruedas requiere mucho tiempo.

    Durante la marcha los Grupos de Reparación y Mantenimiento (I-Gruppen) se encuentran con las unidades ! Con ellos tambien especialistas en motores y cajas de cambios de las respectivas empresas. Los conductores deben de ser educados en no pretender reparar averías tecnicas, por muy pequeñas que estas puedan parecer, en las cajas de cambio. Los no expertos en ocasiones pueden lograr en un primer momento que el Tiger avance de nuevo. Aún y así la avería reparada de forma provisional no tarda en aparecer de nuevo de forma reforzada y consecuentemente esto se traduce en un largo periódo de tiempo de baja del vehículo.

    Durante largas marchas y por las razones expuestas más arriba los Tiger y los carros de combate ligeros deben de marchar de forma separada, idealmente estos segundos delante de los Tiger (para así evitar posibles congestiones si un Tiger queda inmovilizado !). Como velocidad media de marcha se recomienda:

    Durante el día: 15 - 20 km/h
    Durante noches oscuras: 7 - 10 Km/h

    El cuidar las ruedas es importante, por este motivo debe de conducirse a bajas velocidades, aunque ello suponga un mayor consumo de combustible y de aceite.

    Durante marchas en situación previa de combate uno ó varios carros de combate ligeros avanzan delante de un Tiger con el fín de llevar a cabo labores de exploración. En el mismo momento en el que se produzca el primer contacto con el enemigo un Tiger ocupa la primera posición para así evitar que cañones anticarro bien camuflados destruyan al vehículo ligero en vanguardia así como para aprovechar los efectos morales. Ademas el Tiger es mucho más resistente frente a minas. La torreta del primer Tiger debe de ser semidesbloqueada, las armas deben de cargarse.



  3. Preparación:

    Para aprovechar el factor sorpresa y evitar que este se vea afectado, especialmente durante la noche, por los típicos aullidos del motor del Tiger y teniendo en cuenta la dirección y fuerza del viento, la posición de preparación debe encontrarse en una zona retrasada. A menudo, una vez abandonada la zona de preparación y antes de iniciar el ataque, debe de repostarse de nuevo para así poder aprovechar el de por sí ya pequeño radio de acción del Tiger en el campo de batalla.

    Las características fuertes y anchas marcas de las cadenas del Tiger en el suelo deben de eliminarse.



  4. Ataque:

    Hasta el momento el Batallón, exceptuando las primeras operaciones individuales, solamente ha tenido en una ocasión y solo a nivel de Compañía la posibilidad de realizar un ataque sobre terreno abierto y a lo largo de un ancho frente.

    El resto de operaciones han tenido lugar sobre un estrecho terreno, generalmente ligado a una carretera y casi siempre en zona montañosa.

    Experiencias: Debe de aprovecharse toda posibilidad de ensanchar el frente. El ataque en un ancho frente es llevado a cabo bajo los mismos principios que con una Compañía acorazada ligera. Las distancias entre vehículos y los huecos son el doble. La principal función de los vehículos ligeros es la de controlar y proteger los flancos de los Tiger al atravesar zonas confusas ó controladas por la infantería enemiga. Fuego contra objetivos no acorazados a grandes distancias. Contra carros de combate enemigos el fuego debe de abrirse a distancias ventajosas para así poder actuar el tiempo necesario tambien contra aquellos vehículos que retrocedan. Para los hombres del Tiger es condición indispensable y de especial importancia poseer buenos conocimientos sobre los diferentes modelos de carros de combate enemigos así como sobre sus própias posibilidades de eficiencia. Pues: la misión principal del Tiger es la destrucción de carros de combate enemigos.

    En combate en montaña lo correcto es - en base al uso común de carros de combate en zona montañosa - mantener al Tiger como grupo de choque móvil para, una vez se haya logrado abrir un paso, avanzar junto la infantería motorizada, perseguir al enemigo en su retirada y evitar que logre hacerse fuerte en zonas posteriores.

    Tiger individuales pueden operar con éxito en carreteras principales colaborando muy estrechamente con tropas de montaña atacantes para destruir posiciones defensivas y armas pesadas enemigas, es decir, asumir la función de la Artillería de Asalto. Aún y así esto debe de tratarse de una excepción y llevarse a cabo unicamente mientras no se encuentren disponibles cañones de asalto.

    En el combate el Tiger debe de posicionarse siempre que sea posible de forma frontal al fuego enemigo (ángulo de impacto y blindaje !)



  5. Abastecimiento y reparación:

    Elevado consumo de combustible del Tiger, elevado tonelaje de capacidad para munición y grandes componentes de recambio así como el transporte de todos los recambios especiales convierten al capítulo de abastecimiento y reparación en unidades Tiger como el más importante. Cuando se coopere con unidades acorazadas ligeras debe siempre de tenerse en cuenta que cada Tiger precisa de la atención especial de personal correspondientemente instruido. La atención técnica, por ejemplo por parte de los servícios de mantenimiento de las unidades acorazadas ligeras, no es posible. Para el abastecimiento ha dado buenos resultados la creación de una "escuadra de cercanía" que - equipada con vehículos blindados ligeros todoterreno - y dependiendo de la situación y el terreno ha transportado justo detrás de la escuadra de combate una determinada reserva de combustible, munición y agua. Esta escuadra debe de estar en constante comunicación por radio con el jefe de los Tiger y ser complementada constantemente.



  6. Reparación:

    Organización de los servícios de reparación y mantenimiento:

    Para la reparación y el mantenimiento básico se emplea un Pelotón de la Compañía Taller de forma estática. Este Pelotón, teniendo en consideración las posibilidades de camuflaje, debe de estar capacitado para emplear en todo momento sus sistemas elevadores. Por este motivo su localización precisa en cualquier caso de suelo firme. La existencia de hangares es ventajosa con el fín de llevar a cabo grandes reparaciones así como trabajos especiales de soldadura durante la noche. Las denominadas "carpas de trabajo" son para este fín una mala improvisación. Las carpas de trabajo aquí disponibles (para 12 hombres) no son aptas para llevar a cabo los trabajos de reparación y mantenimiento del Tiger.

    Este Pelotón Taller se mantendrá de forma estática hasta que los trayectos de remolque de Tiger seriamente dañados sean demasiado largos ó bien cuando la unidad de combate sea movida a otro sector.

    El segundo Pelotón se encuentra en la cercanía de los alojamientos de las Compañías acorazadas y es empleado como Pelotón móvil.


    Operaciones de los servícios de reparación y mantenimiento:

    Desde el momento del início del ataque todos los servícios de reparación y mantenimiento son subordinados al Estado Mayor de Reparación y Mantenimiento, quien mantiene en todo momento comunicación por radio con las escuadras de combate.

    A las escuadras de combate de cada Compañía les siguen de cerca tropas de apoyo de reparación y mantenimiento equipadas con los recambios básicos para así poder ofrecer primeros auxilios. Para poder asegurar su movilidad el empleo de vehículos de transporte de tropas capturados al enemigo ha dado buenos resultados.

    La mayor parte de los servícios de reparación y mantenimiento, a los que se les asigna grupos de trabajo procedentes de la Compañía Taller así como una parte del Pelotón de Recuperación, sigue el ataque incorporado en la columna de combate I (Gefecht-Tross I).

    Mientras la situación del combate así como el estado de las vías de circulación lo permitan, las partes pesadas del Pelotón móvil de la Compañía Taller se encontrarán incorporadas dentro de la columna de combate II (Gefecht-Tross II). Aquí se ecuentran las reservas centrales de recambios, reservas que deben der ser complementadas constatemente desde el almacén del Pelotón estático por parte de vehículos rápidos. Aquí ademas se encuentra el resto del Pelotón de Recuperación equipado con los sistemas elevadores pesados (comunicación por radio con el Estado Mayor de Reparación y Mantenimiento).


    La reparación:

    Las reparaciones en momentos tranquilos se llevan a cabo como se ha descrito más arriba. En combate los trabajos sencillos como averías en el sistema de rodamiento, rotura de cadenas etc. son resueltos por los mecánicos de las tropas de apoyo que siguen de cerca a las escuadras de combate. En casos de averías menores en el motor ó caja de cambios el Estado Mayor de Reparación y Mantenimiento asigna a un especialista. En caso de producirse averías graves que pueden solucionarse en cuestión de horas sin el empleo de sistemas elevadores pesados se asigna para su solución un grupo de trabajo procedente de la columna de combate I.

    Si los necesarios trabajos de reparación exigen el uso de sistemas elevadores pesados y ademas el Tiger afectado se encuentra bajo fuego enemigo, el carro de combate debe de ser remolcado hasta una zona protegida y donde ademas la consistencia del suelo permita el empleo de grúas pesadas. Entonces los mecánicos u otras fuerzas procedentes del Pelotón móvil pueden iniciar sus trabajos.

    El Estado Mayor de Reparación y Mantenimiento y la mayor parte de los servícios de reparación y mantenimiento siguen a velocidad de marcha el transcurso de las operaciones.

    En aquellos casos donde el sector de combate en el que se ha producido una baja no pueda ser manetenido, el seriamente dañado Tiger tiene que ser remolcado hasta un lugar absolutamente seguro donde puedan llevarse a cabo las labores de reparación, incluso cuando para ello se precisen entre 1 y 3 días (cambio de motor, caja de cambios, depósitos de combustible, radiadores, etc.). En aquellos casos en los que no se dispongan de los recambios necesarios el carrro de combate deberá de ser remolcado hasta el taller estático. Si en este taller se encontrára un Tiger que disponga del recambio necesario en buen estado es conveniente el desmontarlo ahí, enviarlo hasta el lugar donde se encuentra el Tiger averiado y reparar así el vehículo, evitando de esta forma el innecesario remolque del carro de combate. En este caso el trayecto de marcha del Tiger reparado hasta la zona de operaciones es mucho más corto, ahorrándose combustible, tiempo y reduciendo ademas el desgaste de las ruedas.

    El principio básico para la reparación del Tiger es:

    1. Reparación en el lugar donde se ha producido la avería
    2. Disponibilidad como mínimo de un motor y una caja de cambios de reserva

    Recuperación de un Tiger inmovilizado:

    El remolque normal de un Tiger inmovilizado sobre una carretera ó terreno con suelo firme puede ser llevado a cabo sin problemas por dos remolcadores. El Tiger es conectado mediante las barras de remolque rígidas al remolcador. La potencia de un remolcador de 18 toneladas es suficiente como para tirar de un Tiger. La realización de largas marchas a remolque no pueden llevarse a cabo por un solo remolcador. Por este motivo y para mantener en línea recta al remolcador conectado con el Tiger mediante las barras de remolque se precisa un segundo remolcador con cables de remolque. Es fundamental la buena coordinación entre los dos remolcadores.

    Para el remolque de Tiger en carreteras de montaña y curvas con gran pendiente es imprescindible cargar el Tiger con un vehículo pesado (el empleo de un PzKpfwg. III ha dado buenos resultados) pues en pendientes y a pesar de la tensión ejercida por los dos remolcadores el Tiger tiende a resbalar lateralmente. Cuando el Tiger tenga daños en la cadena y esta no pueda ser sustituida antes de su remolque es conveniente desmontar tambien la segunda cadena y remolcar el carro de combate sobre sus ruedas. De esta forma se han llegado a realizar marchas a remolque de más de 100 Km. La regla básica de desconectar todos los ejes de transmisión para así evitar daños en la caja de cambios y de dirección debe de cumplirse estrictamente. El recuperar Tiger hundidos sobre terreno blando puede ser llevado a cabo desde la carretera facilmente por dos remolcadores. En ocasiones se ha logrado recuperar Tiger hundidos sobre terreno blando mediante un único PzKpfwg. III.

    En casos de emergencia y con el fín de remolcar un trayecto de entre 1 y 3 Km a Tiger inmovilizados en terreno amenazado por el enemigo se ha empleado con éxito un PzKpfwg. III. En estos casos se han asumido las más que probables averías en el sistema de rodamiento y cadenas del vehículo ligero. Este tipo de acciones deben de limitarse al mínimo trayecto pues los frenos de dirección del PzKpfwg. III son sobrecargados extremadamente. El remolcar un Tiger con otro Tiger es algo que hasta el momento no se ha logrado llevar a cabo con éxito, entre otras razones porque no se dispone del equipo de remolque rígido necesario y ademas porque el dispositivo para remolque en la parte posterior del Tiger es inservible. Las barras de remolque no pueden ser conectadas al enganche de remolque pues no encajan. Cuando un Tiger queda inmovilizado en el terreno de combate y no hay remolcadores disponibles existe la necesidad de poder remolcar un Tiger, aunque sea un trayecto muy corto, por un segundo Tiger. Los embragues de los remolcadores son demasiado debiles para remolcar un Tiger trayectos largos; la barra transversal posterior es demasiado debil, tambien su conexión con las barras longitudinales.


    Valoración del equipo de recuperación:

    Grúa de pórtico de 15 toneladas: en las carreteras normales y de montaña en Túnez el transporte de esta grúa se puede realizar correctamente. En estrechos pasos de montaña con muchas curvas se exige mucho del conductor del vehículo que la remolca. Esta grúa es optimal para la realización de labores de reparación estáticos en el Pelotón Taller.

    Grúa Faun de 10 toneladas: Se ha convertido en imprescindible para la realización de labores de reparación en las torretas de Tiger inmovilizados sobre el tereno. Sobre terreno seco puede ser empleada siempre. Su dirección es muy delicada, razón por la que sobre terreno difícil debe der ser remolcada hasta el lugar donde se encuentra el Tiger averiado. Debido a que la grúa de pórtico de 15 toneladas no se encuentra generalmente disponible, esta grúa es el único medio a nuestra disposición para elevar la torreta de un Tiger.

    Remolque de plataforma baja de 22 toneladas: Solo puede emplearse sobre carreteras y terreno seco y firme. Sobre terreno blando el uso de este dispositivo es imposible pues no puede girar y cambiar su dirección.



Firmado: Lueder
Major y Cmandante del Batallón