Informe redactado el 27.01.1943 por el Major Hans-Georg Lueder, comandante del s.Pz.Abt. 501, donde se informa sobre las experiencias de combate con los Tiger del batallón entre el 18.01. y el 22.01.1943 en el transcurso de la operación 'Eilbote I'.

O.U., 27.01.1943

Panzer-Abteilung 501

Brb.Nr.42/43 geh.







Informe de combate para el periódo 18.01. - 22.01.1943





El 15.01.1943 el Estado Mayor y la 1. Compañía con un total de 9 Tiger y 14 Pz.Kpfwg.III fueron subordinados al Kampfgruppe Weber.

La misión del Kampfgruppe Weber era la de atacar por su derecha al enemigo que frente a la División Superga avanzaba hacia el este y mediante un golpe por su espalda volver a restaurar la situación.



18.01.1943:

Al Gebirgsjäger-Regiment 756, cuya misión al início de la operación era la de abrirse camino en los pasos de montaña al este de Djebel Mansour, se le subordinaron dos grupos de combate acorazados formados cada uno por 2 Tiger y 2 Panzer III. Los restantes 5 Tiger y 10 Panzer III fueron agrupados como Panzergruppe Lueder al sur de Pont due Fahs junto con el II./Pz.Gren. 69, dos grupos de cañones antiaéreos, un pelotón ligero de cañones antiaéreos y un pelotón del Pz.Pi. 49 con la misión de apuñalar por la espalda al enemigo.

Los grupos de combate acorazado junto con el I. y II./Gebirgs-Jg.Rgt. 756 iniciaron el ataque a las 5,30 horas combatiendo cañones anticarro y posiciones artilleras así como búnkers enemigos muy habilmente posicionados en las vertientes montañosas. Aproximadamente a las 11 horas el grupo de combate izquierdo tuvo que detenerse pues un campo de minas vigilado por potente fuego impedía el avance por la carretera principal. Tras la intervención de 3 Tiger y 3 Panzer III así como el pelotón acorazado de ingenieros se logró superar esta posición. A las 18 horas, tras duros combates, se logró alcanzar el puerto de montaña.

Pérdidas:
1 Tiger por daños en el sistema de rodadura y caja de cambios por efectos del fuego enemigo.
1 Tiger por avería en la caja de cambios.
2 Panzer III con daños en el sistema de rodadura provocados por minas.


Alrededor de las 21 horas y tras haberse reagrupado el grupo acorazado continuó el avance y enfrentándose a un enemigo cada vez más débil a medianoche alcanzó la carretera al suroeste del lago Kebir.

Los carros de combate destruyeron varios cañones anticarro enemigos e hicieron 60 prisioneros. En este día los ingenieros acorazados desactivaron más de 100 minas enemigas.


Experiencias:

Los carros de combate han avanzado unicamente por la carretera y solamente han podido ser empleados como ariete ó bien para vigilar el avance de la infantería. El que se haya logrado superar el campo de minas y continuar el avance solamente ha sido posible gracias a la estrechísima colaboración y contínua comunicación personal con los jefes del batallón de infantería.

En el transcurso de este difícil combate de montaña el fuerte blindaje y los efectos reales pero tambien morales del cañón de 8,8 cm han sido especialmente ventajosos.



19.01.1943:

Tras un corto ataque contra la carretera principal en dirección a Robaa y su posterior aislamiento por dos tropas de cañones antiaéreos, un pelotón de infantería motorizada y el pelotón de ingenieros del Panzer-Abteilung 501 el Panzergruppe Lueder avanzó en dirección sur en la siguiente formación:

2 Tiger
2 Panzer III
1 pelotón de ingenieros acorazados
1 compañía de infantería motorizada
El resto de Tiger y Panzer III
El resto de la infantería motorizada


Tras haber superado un paso protegido por cañones anticarro y minas el ataque avanzó de una forma muy fluida. El sorprendido enemigo no tuvo tiempo de bloquear efectivamente la carretera hasta el mediodía, momento en el que la resistencia aumentó. En un campo de minas protegido por cañones anticarro se perdieron 2 Tiger por el efecto de las minas. A las 19 horas se logró alcanzar el objetivo del día: el cruce de carreteras en Hir Moussa.


Se destruyeron aproximadamente 25 cañones (anticarro y artillería), 100 vehículos de todo tipo fueron destruidos ó bien capturados para ser empleados por las tropas que nos seguían y se hicieron aproximadamente 100 prisioneros.


Experiencias:

Un Tiger sobrepasó uno de los campos de minas sin sufrir ningún daño mientras que el siguiente Tiger, a pesar de seguir exactamente las huellas del Tiger que le precedía, provocó la detonación de las minas. Una prueba que el método de seguir la huellas del vehículo delantero no ofrece seguridad absoluta.

Las minas provocan en el Tiger daños más ó menos importantes en su sistema de rodadura. El suelo del chásis no ha sido en ningún caso perforado. Las minas no han provocado daños personales.



20.01.1943:

En la misma formación que el día anterior se avanzó hacia el este contra el estrecho de Djebel Quarr, estrecho que fué tomado por la infantería motorizada. Detrás de este estrecho se estableció contacto con los italianos que avanzaban desde el este.


Al atravesar un Wahdi un Tiger se atascó y quedó inmovilizado (véase anexo).


Aproximadamente a las 17 horas y tras una nueva concentración de todas las fuerzas se lanzó un nuevo ataque desde el cruce de carreteras hacia el sur; el avance, contra un enemigo que ofrecía contínua resistencia, se prolongó hasta las 3 horas. El enemigo retrocedía muy habilmente de ondulación a ondulación mientras establecía campos de minas que controlaba con cañones anticarro y artillería. En varias ocasiones se logró apresar a las partes motorizadas enemigas más retrasadas encargadas del minado del terreno.


Se empleó el siguiente sistema de combate:
2 Tiger en punta a los que seguía el pelotón de ingenieros acorazado, detrás de ellos el resto de los carros de combate. Cuando el primer vehículo se encontraba frente a un campo de minas el resto de los carros de combate inmediatamente tomaba posiciones a su izquierda y derecha y abrían el fuego contra los cañones anticarro y la artillería. Protegidos por el fuego de los carros de combate los ingenieros limpiaban entonces el campo de minas mientras que la infantería motorizada disparando desde sus vehículos protegía los flancos.


Aproximadamente a las 2 horas de la mañana se alcanzó la zona al oeste de Djebel Halfa donde se establecieron posiciones defensivas hacia el este y el oeste para evitar la huída del cercado enemigo así como para impedir la llegada de refuerzos.


Experiencias:

La clara noche facilitó nuestro avance pues por un lado las conturas del terreno todavían eran reconocibles y por el otro lado era para el enemigo imposible apuntar con precisión. Los efectos morales del grupo de combate avanzando sobre el terreno como un gusano escupiendo fuego han sido determinantes.


Para alcanzar el éxito en el transcurso de este ataque nocturno los Tiger tambien han sido determinantes pues:

  1. Las minas no le han provocado graves daños

  2. Los primeros y certeros disparos de los cañones anticarro que protegían los campos de minas no han logrado perforar el blindaje del Tiger
Durante la noche y bajo la contínua presión del enemigo los campos de minas generalmente no pueden ser reconocidos a tiempo. Por este motivo el primer Tiger será dañado por las minas y causará baja, aunque sea por un corto periódo de tiempo. Conclusión: mientras más Tiger, más fluído será el avance.



21.01. - 24.01.1943:

El Grupo Lueder creó posiciones defensivas hacia el oeste con cañones anticarro y antiaéreos y hacia el este con la infantería motorizada. Los carros de combate se mantuvieron entre ambas posiciones a la espera. El 21.01. se constató una zona de preparación acorazada enemiga en Ousseltia. Se contabilizaron 60 carros de combate y un gran número de vehículos semiorugas. El enemigo avanzó en una formación muy ancha contra la base izquierda del grupo pero detuvo el ataque antes de alcanzar la distancia efectiva de tiro. Probablemente el enemigo pretendía con esta maniobra tentarnos a abandonar nuestras posiciones. Durante la noche atacó unicamente con carros de combate individuales siendo todos ellos destruidos.


El 22.01. a aproximadamente las 16 horas el enemigo atacó con aproximadamente 25 carros de combate y un gran número de vehículos semiorugas nuestra posición derecha, ataque que se logró paralizar a 100 metros de nuestra própia línea. La defensa se llevó a cabo bajo condiciones muy adversas pues el en esos momentos ya muy bajo sol y la gran creación de polvo dificultaba extraordinariamente la visión, razón por la que las cifras de vehículos destruidos fué baja.


El enemigo empleó el siguiente sistema de combate:
Avance frontal y en formación muy ancha. La mayoría de las fuerzas atacantes se detuvo a una distancia de 2000 metros e inició el bombardeo de nuestra base mientras que desde derecha e izquierda trataba de cercarnos. De esta forma obligó a nuestras armas a exponer sus laterales al fuego enemigo que se encontraba frente a la base.


Tras haber fracasado su ataque y aprovechando la oscuridad el enemigo retrocedió hacia el oeste.


Gracias a limitados contraataques acorazados contra sus flancos, el empleo sin pausa de los carros de combate alternativamente en una y en la otra posición así como muy especialmente al enorme sacrifício de los servidores de los cañones anticarro y antiaéreos se logró engañar al enemigo sobre nuestra verdadera fuerza y el 23.01. finalmente se retiró de nuevo a la zona de Ousseltia, atacandonos a partir de ese momento unicamente con artillería y desde el aire. Nuestro grupo tuvo que soportar durante dos días ataques de artillería de varias horas así como un gran número de ataques aéreos: se perdieron 2 cañones antiaéreos de 8,8 cm, 3 cañones antiaéreos de 2 cm y otras armas pesadas del II./Pz.Gren. 69, 2 Panzer III fueron destruidos (uno de ellos pérdida total), 1 Tiger fué inmovilizado por el fuego enemigo y se incendió, pudiendo ser posteriormente remolcado hasta nuestras líneas.


Durante estos días se dispuso de una media de 3 Tiger y entre 8 - 10 Panzer III operativos. La sobrecarga de las realizadas marchas sobre terreno montañoso así como los efectos de los ocultos daños provocados por las minas empezaba a tener repercusiones en los carros de combate (véase el anexo).


El 22.01. un ataque de los franceses contra la espalda del grupo con el objetivo de romper el cerco fué rechazado por el II./Pz.Gren. 69.


El 22.01. y el 23.01. a aproximadamente 20 Km al norte el enemigo logró ocupar temporalmente la carretera de abastecimiento, capturando a varios oficiales, suboficiales y tropa. La carretera finalmente pudo ser recuperada por una compañía subordinada del Panzer-Abteilung 190.


El 23.01. por la tarde se logró establecer contacto con los italianos de la Brigada Benigni que habían avanzado desde Djebel Chakeur.


Tras haber asumido los italianos las posiciones de la nueva primera línea y como había sido planeado el Grupo Lueder se retiró la noche del 24.01. al 25.01. a la zona al oeste de Djebel Chakeur, siendo el 25.01. tras haber cumplido con su misión el grupo disuelto.



En base a los documentos actuales entre el 18.01. y el 24.01. el grupo ha destruido ó capturado:
Más de 30 cañones, 9 vehículos autopropulsados y semiorugas, 7 carros de combate (General Sherman, Lee, Stuart), aproximadamente 125 camiones y coches, 2 vehículos blindados de reconocimiento, 238 prisioneros (entre ellos 8 oficiales).


Experiencias:

Durante las marchas y combates en terreno montañoso los Tiger han rendido excepcionalmente. Aún y así ahora precisan de una revisión general y mantenimiento. No debe de ignorarse que tras haber finalizado la operación solamente 1 Tiger de los 9 empleados se encuentra totalmente operativo y 2 - 3 se encuentran operativos con limitaciones. El periódo de reparación necesario depende de las posibilidades de trabajo. Las difíciles condiciones de remolque, la necesaria amplia separación entre los grupos de mantenimiento y el taller así como el transporte de los recambios exige el rápido y definitivo traslado hasta aquí de los todavía no disponibles taller y camiones del Batallón.


El trabajo de los servícios de reparación y abastecimiento en el marco de ste tipo de operaciones y muy especialmente en relación a este arma especial es especialmente importante. En este caso ambos servícios han jugado un papel fundamental para lograr el éxito.





Firmado: Lueder
Major y Comandante del Batallón