Documento redactado el 08.06.1936 por Erich von Manstein, jefe del 1. departamento del Estado Mayor del Ejercito (departamento de operaciones) donde expone primeras propuestas para el empleo táctico de la artillería de asalto, arma que en esos momentos todavía no existía formalmente dentro del ejercito alemán. Se incluye además la posición del 2. departamento del Estado Mayor del Ejercito (departamento de organización) fechada el 16.06.1936 en relación a este escrito.

Nota:
El 15.06.1936 el Heereswaffenamt encargaría el desarrollo de un nuevo vehículo de apoyo a la infantería a las empresas Daimler-Benz (chásis) y Krupp (cañón). La entrega de los primeros cinco prototipos de cañones de asalto sobre chásis del Panzer III no se produciría hasta finales de 1939.

08.06.1936

1. Abteilung GenStdH

Nr. 890/36 g.Kdos.







Dirigido a: Señor Jefe del Estado Mayor

Copias a: O.Qu.I, 2. Abt., 4. Abt., 8. Abt.




Una vez que la idea de crear una artillería de asalto acorazada haya sido basicamente aceptada por el señor Jefe del Estado Mayor es necesario recapacitar no solo sobre el desarrollo técnico del cañón en concreto sinó tambien sobre el empleo táctico de la artillería de asalto. De no ser así podría darse el caso de que llegaramos a disponer de un nuevo arma pero no supieramos cómo emplearla.


Debe constatarse que en la actualidad, no solo nos sucede a nosotros sino tambien sucede en otros paises, los principios de uso del arma acorazada y de la artillería de asalto no son claramente diferenciados y se confunden con frecuencia. Así por ejemplo se espera de los carros de combate que aprovechen su velocidad para superar la zona defendida por la infantería enemiga y así poder alcanzar rapidamente las arterias del enemigo, como son su artillería, estados mayores y reservas; por el otro lado se exige mantener la conexión entre la infantería y los carros de combate para de este modo asegurar el éxito logrado. El arma acorazada tiende a pensar que es la infantería la que debe mantener esa conexión, y que exigiría que la infantería avanzara sin detenerse, algo que es imposible. La infantería exige la cercanía de los carros de combate, lo que supondría renunciar a la velocidad de los carros de combate y de esta forma a su principal protección frente al fuego de la artillería.


Por el contrario tiene que constatarse que el arma acorazada y la artillería de asalto, a pesar de disponer de muchas similitudes tecnicas, son tacticamente dos armas totalmente diferentes. En anteriores periódos a nadie se le hubiera ocurrido incorporar infantería a la caballería atacante ó exigir a la caballería mantener la velocidad de la infantería.


Debe de aclararse:

  1. Unidades acorazadas son unidades mixtas formadas por todas las armas y que gracias a su estructura están capacitadas para combatir de forma independiente y llevar a cabo misiones autónomas de combate. Estas unidades, a pesar de que los carros de combate son su sello característico, disponen adicionalmente para el apoyo ofensivo de artillería motorizada, infantería motorizada así como de las necesarias tropas técnicas.

    Las unidades acorazadas son empleadas de forma autónoma para realizar ataques decisivos, siempre que sea posible contra la espalda ó los flancos del enemigo. Tambien pueden ser empleadas para la rotura por sorpresa de un frente enemigo. En cualquier caso estas unidades deben cumplir su misión de forma totalmente independiente y emplear unicamente sus própios medios. Cuando las unidades acorazadas sean mezcladas con otro tipo de unidades estas perderán sus característicos rasgos.

    Como sucedía en tiempos pasados con las unidades de caballería, las capacidades de empleo de las unidades acorazadas pueden verse muy limitadas por las características del terreno; bosques, montañas, ríos y pantanos limitan en gran medida sus posibilidades de uso.

    Frentes enemigos defensivamente bien preparados impedirán tambien generalmente a las unidades acorazadas alcanzar éxitos decisivos. En cambio sus efectos serán devastadores cuando se logre alcanzar al enemigo en sus puntos más debiles, sorprenderle antes de que este haya podido organizar la defensa ó cuando el enemigo se encuentre extremadamente debilitado.

    Con el objetivo de aprovechar al máximo sus efectos las unidades acorazadas serán empleadas en el marco de una armada rápida (divisiones rápidas, divisiones acorazadas, divisiones de infantería motorizada).


  2. Brigadas acorazadas, es decir, brigadas equipadas unicamente con carros de combate y que deberían de ser así denominadas, son armas cuyo empleo se limita al ataque en los puntos de gravedad de la ofensiva. En el marco de una armada la misión de las brigadas acorazadas es el de forzar un rápido éxito de carácter local. Para lograr este objetivo las brigadas acorazadas deben cooperar con las divisiones de infantería empleadas en la operación, es decir, al contrario de las unidades acorazadas las brigadas acorazadas no pueden operar de forma autónoma.


  3. La artillería de asalto (independientemente de si se está equipada con carros de combate ó cañones blindados motorizados) es por el contrario un arma de apoyo de la división de infantería corriente. Su empleo en el ataque se ajusta a las de las baterías artilleras de apoyo en la última guerra, es decir, la élite de la artillería ligera. Con el objetivo de extender su capacidad de empleo, especialmente en la defensa, debe exigirse tambien su uso en las divisiones de artillería, es decir, la capacidad de disparo indirecto al menos hasta distancias de aproximadamente 7 kilómetros.

    La artillería de asalto puede convertirse en un excelente medio ofensivo en la defensa contra carros de combate, pudiendo llegar incluso a sustituir al batallón táctico divisionário.

    La artillería de asalto combate como artillería de apoyo en el marco de la infantería: no ataca como el carro de combate sinó que apoya el avance de la infantería atacando y eliminando con fuego directo los objetivos más peligrosos. Al contrario de la unidad acorazada la artillería de asalto no combate en masa sinó generalmente a nivél de pelotón.

    El pelotón ó incluso un único cañón entra en combate por sorpresa para a continuación desaparecer y así evitar ser objetivo de la artillería enemiga.

    El blindaje y el motor capacitan a la artillería de asalto el combatir en la zona de la infantería, es decir, a poder cooperar con ella en el momento adecuado para actuar contra los objetivos decisivos, misión imposible para la artillería situada en zonas retrasadas.

    El cañón tiene que ser capaz de con un sólo disparo dejar fuera de combate nidos de ametralladoras; adicionalmente tiene que estar capacitado para poder destruir carros de combate enemigos que, a pesar de disponer de un mejor blindaje, son inferiores en sus capacidades de visión y de tiro.

    Toda división de infantería debe disponer de un batallón de artillería de asalto formado por 3 baterías y 6 cañones por batería. Para lograr este fín debería considerarse eliminar ó bien uno de los batallones de artillería ligera ó bien el batallón cazacarros divisionário.

De todo lo expuesto se deduce que la artillería de asalto puede ser tacticamente instruida no en el marco de las tropas acorazadas sinó en el de la división de infantería normal. Una clara diferenciación entre las dos armas es necesaria para así evitar el empleo de ambas bajo erróneos princípios tácticos.


La artillería de asalto deberá ser instruida en funciones de artillería dentro de unidades de la artillería y al mismo tiempo deberá ser instruida para operar como baterías de apoyo en el marco de la infantería.


Solicitud:

Con el objetivo de establecer los principios tácticos se solicita la creación dentro del Batallón de Instrucción de Infantería (Lehr Inf.Btl.) de una batería de artillería de asalto de pruebas. Por el momento basta que la batería estuviera formada por seis cañones. Debido a que por el momento el único objetivo es el desarrollo de los principios tácticos de empleo de la artillería de asalto estos cañones podrían estar formados por chasis del carro de combate ligero equipados provisionalmente con cañones de madera.




16.06.1936

2. Abteilung GenStdH

Nr. 910/36 g.Kdos. (IIa)







Asunto: 1. Abt. Nr.890/36 g.Kdos. del 08.06.1936

Dirigido a: 1. Abt., 4. Abt., 8. Abt.




  1. Las ideas sobre el desarrollo técnico de los cañones de asalto así como de su empleo táctico son basicamente aprobadas.


  2. Aún y así se considera necesario remarcar las siguientes diferencias con la artillería divisionária con el objetivo de aclarar y simplificar el proceso de desarrollo del cañón de asalto por el Waffenamt:

    1. La artillería de asalto tiene la misión de combatir con fuego directo posiciones de ametralladoras enemigas. Esta función la asume en el marco de la infantería y generalmente a distancias de hasta 4 kilómetros. De este modo la artillería de asalto se convierte en un arma de la infantería y no tiene que asumir misiones de la artillería divisionária. Por lo tanto no es necesário que el cañón de asalto esté capacitado para realizar disparos indirectos a distancias de hasta 7 kilómetros.

    2. De forma paralela la artillería de asalto tiene que estar capacitada para asumir la totalidad de las misiones del cazacarros que actualmente se encuentra ya en desarrollo para así evitar un doble desarrollo en la misma dirección.

  3. Se aprueba la realización de las pruebas solicitadas.